Circular al Mostayal

Hace tiempo, en los mapas del excelente libro de Angel Fernández, “Al Angliru por los caminos del Aramo”, encontré referencias a un sendero, denominado El Senderón,  que enlazaba Vega Bobies con el camino de la Boza a  la Cruz de Biesca…  Es una magnífica opción para hacer un recorrido circular al Mostayal, sin tener que patearnos el asfalto de la carretera  que recorre la zona de Campo y la Piñera,  Los Duernos,  El Rio,  El Golgón, L’Ablaneru, etc. Y no es porque no nos guste la zona, sino porque añade kilómetros y muchos, a nuestra ruta.

Dejamos el vehículo en Vega Bobies y vamos subiendo hacia la majada de Bráñace. Alcanzamos el collado de Pandelaforca (que supongo que será una deformación de Pando la forca, o así… no me hagan mucho caso, que doctores tiene la Iglesia, y yo no soy uno).  Siguiendo hacia el norte y hacia arriba,  llegamos al Pico Espín y después, tras una leve canal que separa ambas cumbres, llegamos al  Mostayal. Disfrutemos del momento y las magníficas vistas, en un día claro, excepto las vistas al sur, ocultas por las alturas (mayores) del Aramo, pone a toda Asturias a nuestros alcance.

La bajada la efectuamos, de nuevo hacia el norte,  por cualquiera de los múltiples senderos que recorren esta zona, en dirección a Peñerúes, hasta toparnos con el camino mencionado, el que vá de la Boza a la Cruz de Biesca.  Unos pocos metros hacia abajo y hacia  la derecha, (y dependiendo de la estación, quizá oculto por la maleza)  pillamos un pequeño camino que revira hacia el sur,  hasta unas cabañas donde suelen estar un grupo amplio de oveyes y cabras.

Estamos en el Senderón, que en su extremo norte no es exactamente un único camino sino un conjunto de caminos  que de forma casi paralela a la cima de cumbres del Mostayal,  recorren las laderas a una altura mediana. Dependiendo del estado de la maleza, hay varias variantes, en general siguiendo sendas de ganado paralelas al camino más marcado. Escogemos aquél que nuestra pericia andarina nos recomiende, ganando poco a poco altura. Nuestro objetivo, son los escalones rocosos que limitan Bráñace por el norte y a los que deberemos apuntar con el debido cuidado (de ahí el waypoint que os marco). No ayudarán los caminoss que poco a poco irán convergiendo hacia ese punto. Avisados quedan, el punto de paso es uno y no se debe intentar otro. Si lo erramos, no seamos burros y desandemos un par de cientos de metros y bajemos más tranquilamente hasta la carretera asfaltada de Vega Bobies, que se ve unos metors más abajo…

Lo dicho, se marcan como waypoints el punto de acceso al Senderón (ambos extremos, por si el recorrido lo hacen  inverso), los únicos críticos del camino. La excursión, es decir,  los waypoints de gps correspondientes (en sentido inverso al descrito), aquí.

Haxa salud

Anuncios

~ por elemeje01 en 18 mayo, 2013.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: